Información de Becas y Convocatorias en el exterior para Latinoamericanos

OH!!! INGLÉS TAN CERCA Y TAN LEJOS

“Pero no sé si entendí todo el mensaje, porque como sabes estos traductores no son tan eficientes”…
Con estas palabras un inversionista terminaba de comentarle a otra inversionista sobre la comunicación oficial de una compañía canadiense después de que sus acciones se desplomaran 10% en un día.
 
Esta situación se vive a diario, personas que para acceder a la información en ingles tienen que seguir utilizando traductores, o incluso quienes se mudan con toda su familia a pequeños pueblos de Estados Unidos y no pueden ni siquiera comunicarse con sus vecinos porque no están en Los Ángeles o Miami…
 
¿Que nos ha pasado?
Por qué no vemos latinoamericanos en las conferencias tecnológicas de Estados Unidos?, por qué gran parte de los que quieren migrar a países como Australia o Canadá demoran meses e incluso años porque no alcanzaron los niveles mínimos de IELTS requeridos?, por qué en las tesis aparece muy poca bibliografía en otros idiomas?, por qué amamos que traigan las películas dobladas al español?, estas y muchas otras preguntan rondan en mi cabeza, tratando de dilucidar la verdad…
 
Pues bien, tras muchos años de haber aprendido el idioma inglés y de haberlo perfeccionado cada día, puedo decirles que nos faltan ganas. Sé que muchos creerán que lo que falta es dinero, que porque no nacimos en países europeos como Francia o Alemania no fuimos verdaderamente instruidos en el idioma o porque no tenemos el dinero para estudiar en colegios bilingües o la oportunidad para realizar un curso en el exterior durante un semestre o un año, o siquiera tener la oportunidad de un Work Experience y poder conocer Disneylandia mientras se lavan platos, inodoros o se tienden las camas de personas de la tercera edad.
 
Pues quiero decirles que el problema no es ese, gracias al Internet la gran brecha para acceder al conocimiento ha sido rota, si estuviéramos todavía en los 90s si les diría que estamos en problemas, pero ya no! Lo que nos falta es levantarnos de ese sillón, cama, silla y sacrificar productivas actividades como el Messenger o el Facebook por aprender inglés.
He dedicado gran parte de mi vida a perfeccionar el idioma y no porque estudie idiomas o una licenciatura o filología, sino porque me ha encantado y me ha llevado a tener un Toefl de 105, que para los que no lo conocen es el examen internacional más conocido del mundo y con puntaje de 80 se puede estudiar en casi todas las Universidades angloparlantes del mundo, y mi puntaje en escritura fue de 25 puntos, los requeridos por Harvard para estudiar allí.