Información de Becas y Convocatorias en el exterior para Latinoamericanos

Ana María Rivero de Colombia disfruta de una beca Erasmus Mundus para adelantar estudios de Maestría en Desarrollo Sostenible Territorial en Italia, Bélgica y Francia

Saludos a la comunidad de Becas y Convocatorias,

Mi nombre es Ana Maria Rivero, soy
bogotana, tengo 22 años y recibí una beca Erasmus
Mundus
de la Comisión Europea para adelantar estudios de Maestría en
Desarrollo Sostenible Territorial, gracias a un convenio de tres universidades
Europeas: Universidad de Padua (Italia), Universidad Católica de Lovaina
(Bélgica) y Universidad Paris-Sorbonne I
(Francia). Quiero primero que todo agradecer la gestión que ustedes adelantan
para visibilizar y difundir las oportunidades de estudio en el exterior, que no
son pocas, y además por la campaña que realizan para que las y los jóvenes se
animen a aplicar, pese al riesgo de ser rechazados y al esfuerzo que ello
representa. 
Desde antes de terminar mi pregrado
decidí que llevaría a cabo mis estudios de maestría en el exterior. Abrumada
por los altos precios de los programas de posgrado en Colombia, tanto en
universidades privadas como públicas, y desilusionada por la regular calidad de
la oferta académica, tomé la decisión de salir del país. Siguiendo los consejos
que “el hombre con el mayor número de becas en Colombia”, Diego
Rosselli
, brindaba en una de sus conferencias, empecé por los idiomas.
Nunca me gustó el inglés, lo que aprendí en el colegio fue bastante básico y a
duras penas juntaba frases, así que me metí por el lado del francés. Con mis
primeros ahorros como becaria en la universidad pagué mi curso intensivo de
francés, que se convirtió para mí en un hobby nocturno y una
razón para evitar la hora pico en Bogotá (con clases de 6 a 8 pm). Año y medio
más tarde presentaría mi examen de certificación para un nivel B2, mínimo
necesario para ser aceptada en una universidad europea, que aprobaría sin
inconveniente.
Ya con el certificado en mano empecé
a buscar becas, lo más lógico pues, para estudiar en Francia. Me enteré que
para aplicar a una maestría en Francia hay que hacerlo por medio de un
intermediario, quien cobra por dicha intermediación, y que el proceso no
garantiza una aceptación o al menos la devolución del dinero. Un poco
desalentada, y pensando en que habría sido mejor estudiar otra lengua (alemán,
tal vez) comencé a buscar otras posibilidades. Así fue como encontré un post de
Becas y Convocatorias con el listado
de Maestrías Erasmus Mundus
, unas de las becas más completas (si no la más
completa) que hay en el ‘mercado’ de becas. Cuando revisé la convocatoria
faltaban unos cuantos días para el cierre, y me faltaba uno de los requisitos
más importantes: el inglés. En vez de verlo como un obstáculo decidí que ese
sería el reto para el siguiente año, mejorar el inglés y adquirir la
experiencia profesional que se ajustaba al perfil que se solicitaba. 
Buscando cómo mejorar el inglés
encontré unas convocatorias del programa ISpeak del
Ministerio de Comercio
que ofrecía cursos gratis y un examen de
certificación. Fue así como adquirí el certificado BULATS con un nivel B2 que
podía presentar a la convocatoria. 
Al siguiente año, con mi hoja de vida
un poco más robusta, realicé la aplicación que incluía un cuestionario de dos
páginas y una carta de motivación. Recibí mes y medio después la cita para
una entrevista en Skype con los profesores en Italia, estaba
entre los 50 preseleccionados. Ese día los nervios casi me bloquean, sin
embargo, respondí las preguntas que me hicieron en inglés y francés. Dos
semanas después recibí la noticia de que no había sido aceptada. Cuatro meses
después, con un contrato de trabajo en Colombia, recibí la noticia de que
alguien había rechazado un cupo y que yo era la siguiente en la lista de
espera. La decisión más difícil de tomar en mi vida, ya que
significaba dejar un muy buen trabajo, mi casa y mi novio en Colombia. Y así
fue. 
Este viaje ha sido una de las
experiencias más enriquecedoras de mi vida. Lo que incluye la beca no sólo
permite pagar la matrícula y el sostenimiento en Europa, sino viajar y recorrer
destinos increíbles en varios países. 
Espero mi historia pueda ser de ayuda
para quienes sueñan un futuro académico en otro lugar del mundo. Constancia y
confianza en nosotros mismos son la clave del éxito. 
Ana Maria Rivero

Twitter: @amari808

Etiquetas: