Información de Becas y Convocatorias en el exterior para Latinoamericanos

Conoce cómo deben ser las cartas de recomendación para postular a una beca en el exterior

Foto: Miticom

Por: Luis Edgar Arenas

Las cartas de recomendación son muy importantes para cualquier aplicación. Pide cartas de recomendación únicamente a personas que son capaces de escribir sobre tus habilidades y características únicas.

Muchos piensan que una carta de recomendación escrita por una persona importante, como el rector de la universidad, un alto funcionario de gobierno o una celebridad es más impresionante. Sin embargo, muchas veces estas personas conocen muy poco de ti y tus intereses, por lo que hacen una carta de oficio que no tiene impacto alguno.

Otro inconveniente es que no estamos acostumbrados a elaborar cartas de recomendación para aplicaciones estudiantiles, por ello muchos no saben cómo hacerlas, es muy común que quienes te emiten una carta escriban cosas como ésta:
“Es un joven que conozco desde hace muchos años, es un buen muchacho, de nuestro aprecio y confianza, que tienen cualidades como la honradez, disciplina, responsabilidad, eficiencia, puntualidad; tiene principios y valores, es un ciudadano comprometido…”.
Son cualidades muy buenas, pero descritas de esa forma no sirven de apoyo en la gestión de una admisión universitaria o para la obtención de una beca, ya que sólo describen las cualidades y no a la persona. Para que todo lo anterior tenga sentido se necesita algo más, es mejor decir lo qué han visto en tu persona para decir que tienes todas esas cualidades. Por ejemplo:
Que un maestro diga que eres un alumno destacado y responsable. Lo mencionado revela aspectos como: siempre llega puntualmente; entrega sus tareas a tiempo, se esfuerza más que el promedio de los estudiantes y por ello saca buenas calificaciones, siempre ha estado en el cuadro de honor, está dispuesto a aprender más, ha representado a la institución en las olimpiadas de ciencias y matemáticas, tiene vocación para una carrera porque se interesa de manera especial en las áreas de estudios relacionadas con ella, etcétera.
Que el Director de tu colegio diga que tienes liderazgo. Esto revela que eres el capitán de los equipos deportivos, miembro de la Junta Directiva Escolar, que has organizado proyectos de apoyo comunitario y que has involucrado a otros jóvenes a participar en ellos, que eres el líder del grupo Scout, que participas en empresarios juveniles y que has elaborado pequeños proyectos empresariales involucrando a otros jóvenes en ellos, en encuentros de líderes juveniles nacionales o internacionales, entre otros.
Que algún conocido diga que estás comprometido socialmente. Fundamentalmente se está diciendo que eres miembro del grupo de jóvenes del barrio que recolecta fondos para la Teletón, alguien que apoya a una organización civil que construye viviendas para personas de escasos recursos, que trabajas en los tiempos libres ad honorem en un asilo de ancianos, que eres miembro de una organización juvenil que tiene un proyecto de alfabetización, que colaboras como traductor de una organización internacional que realiza con doctores extranjeros jornadas médicas en barrios marginales, que eres bombero voluntario y más.
Que un Jefe hable de que eres un trabajador responsable, creativo y dedicado. Eso dice que siempre eres de los que llega temprano y se va hasta que cumple con los trabajos asignados, alguien que desarrolló un producto exitoso en el mercado, quien elaboró una campaña de mercadeo que ha tenido impacto, gracias a ella se incrementaron las ventas y la imagen de nuestro producto; alguien que realizó un proyecto que ha sido de beneficio para mejorar la eficacia y eficiencia de los procesos, quien desarrolló un programa de fácil uso que mejoró los controles administrativos financieros, quien está realizando una investigación para beneficiar a los pueblos indígenas-campesinos, etcétera.
También se recomienda que quien haga este tipo de comentarios no sólo haga mención de los mismos, sino que profundice sobre ellos, por ejemplo si el jefe menciona: “desarrolló un producto que es un éxito en el mercado”, debe mencionar que producto es, sus características, en que mercado ha sido un éxito, etcétera. O si dice: “está realizando una investigación para beneficiar a los pueblos indígenas-campesinos”, debe explicar de qué se trata de la investigación, donde la está realizando y de qué forma cree que beneficiará a los pueblos indígenas-campesinos.
Por todo lo anterior, es importante que quien escriba una carta de recomendación sea una persona que te conozca bien –un profesor, un jefe, un director de una organización en la cual participas, un amigo de la familia-, que conozca tus cualidades, tus logros y tus metas, pero que también pueda describirlas de la forma más ilustrativa posible, de tal manera que quien lea la carta pueda conocerte y apreciar tus cualidades.
Para la estructura de la carta de recomendación se sugiere:
– Debe ser breve y concisa, entre 5 a 7 párrafos de 5 a 7 líneas cada párrafo, en letra Times New Roman 12, espaciado normal (1.0) y márgenes normales.
– Debe ir dirigida a la universidad o programa becario al cual se aplique, no envíes cartas dirigidas “a quien interese”.
– Pide a quien la emita que debajo de su nombre y firma consigne su teléfono (incluir código de área) y correo electrónico.
– Debe estar escrita preferentemente en inglés.
– En caso que la carta esté escrita en español, engrapa una hoja con la traducción indicando que la “presente traducción expresa en idioma inglés lo que dice la carta en español adjunta”. No cambies los contenidos al traducir porque en el extranjero hay muchas personas que hablan español y podrían descalificarte si lo haces.
Algunos consejos adicionales:
– Si la universidad y/o programa definen quienes tienen que emitir las cartas de recomendación, por ejemplo: pidan una del Director o una de un maestro donde estudias o te graduaste, cumple con enviarlas porque es un requisito.
– Si la universidad y/o programa no indican quienes deben enviar las cartas, se sugiere que incluyas al menos una de tu institución educativa (director o maestro), cartas de tus jefes (si trabajas) y cartas de instituciones a las cuales apoyas (las relacionadas con tus actividades extracurriculares).
– Salvo que la universidad y/o programa establezca el número de cartas a enviar, se sugiere adjuntes a tu expediente 3 cartas de recomendación. Si tienes un número mayor selecciona entre ellas las 3 que más te favorezcan.
– Cuando solicites una carta de recomendación, coméntale a la persona que vas a aplicar a una beca y descríbele la beca (los beneficios, para estudiar qué y en donde…).
– No esperes hasta el último minuto para pedir las cartas de recomendación, dale tiempo a quien se la pides.

Lea también: Tres requisitos de personalidad determinantes para ganar una beca en el exterior

Luis Edgar Arenas
Fundador y director de INDESGUA, ONG que desde el 2007 asesora a guatemaltecos en la postulación a becas en el exterior. Ingeniero Químico con estudios en Gerencia Social, Migraciones y Desarrollo. Investigador Social  con énfasis en planificación y ejecución de procesos educativos.

Etiquetas: