Leonardo Párraga: un colombiano que utiliza las becas para ayudar a su país

becas para ayudar

 

Leonardo Párraga es un joven colombiano que desde el 2013 ha tenido la oportunidad de participar en más de 7 becas con las que ha viajado a países como Alemania, Estados Unidos, Azerbaiyán, Francia, Tailandia y Catar.

 

 

Todo comenzó cuando motivado por generar un impacto positivo en el desarrollo del país, participó en el programa DO School con una idea de emprendimiento social que hoy en día es conocido como la Fundación BogotArt.

 

Desde entonces, representa al país en experiencias internacionales relacionadas con la construcción de paz y la educación en varios programas: la  Escuela de Verano de Naciones Unidas, el Foro Mundial de la Democracia, Laureate Global Fellows y Wise Learners.

 

Hablamos con este extraordinario personaje que nos comentó sobre su experiencia en la obtención de becas, un mundo que conoce muy bien y que le ha posibilitado conocer otras culturas, ampliar su red de contactos e interactuar con personas como la Princesa Mabel de Orange-Nassau; el Subsecretario General de Naciones Unidas, Jan Eliasson; el Secretario General del Consejo de Europa, Thøbjorn Jagland; la Sheikha Moza bint Nasser de Catar; el Enviado para la Juventud de las Naciones Unidas, Ahmad Alhendawi, entre otros.

 

 WISE Learners Program 2015-2016. Doha, Catar

WISE Learners Program 2015-2016. Doha, Catar.

 

¿Cuál ha sido la experiencia que más has disfrutado?

 

Es muy difícil decirlo porque cada una ha apuntado a un tema diferente. Por ejemplo, desde la parte personal, el retiro artístico de meditación de Peace Revolution me gustó bastante porque fue una oportunidad para reencontrarme en términos artísticos y volver a producir nuevos trabajos después de haber estado un buen tiempo ausente de esta parte. Además, fue interesante poderme encontrar con diferentes artistas de todo el mundo y desarrollar trabajos en conjunto.

 

Otra que me llamó mucho la atención por la parte de contactos es la beca de la Escuela de Verano de las Naciones Unidas porque fue la primera oportunidad que tuve de estar en un grupo de personas tan diverso; 75 personas de diferentes países del mundo, lo que te da la oportunidad de conocer otras culturas, otras perspectivas con las que tu normalmente no tienes acceso y también ver otro tipo de proyectos que se están desarrollando.

 

¿Qué impacto tuvo el haber obtenido estas becas en tu vida?

 

Yo diría que el impacto es total. Antes de haber aplicado a estas becas no tenía tan claros los objetivos de las cosas que quería hacer y por decirlo así, cuál era mi rol en el mundo. Las becas me han ayudado a definir mucho más cuál es mi área de talentos. Además de cómo puedo usarlas mejor para tener más impacto en la comunidad. Otro aspecto muy importante es esa red de contactos que uno genera.

 

Prácticamente en este momento a cualquier país del mundo que vaya hay por lo menos una persona que tengo conocida y eso es algo muy útil si uno va en plan de viaje para poder conocer mucho mejor el país donde uno se dirige y también explorar de forma más profunda la cultura.

 

Ya un poco más desde la parte académica y profesional, definitivamente sirve mucho el apoyo que puede brindar al emprendimiento o iniciativa que uno tiene; antes de recibir el apoyo de alguna de estas organizaciones como tal, la idea que tenía de Bogotart sonaba interesante pero no tenía tanta repercusión ni acogida. El haber participado en estos eventos da mucha más legitimidad al tipo de trabajo que uno está desarrollando y eso ayuda a conseguir nuevos aliados y participantes.

 

 Retiro Artístico de Meditación de Peace Revolution 2015. Koh Yao Noi, Tailandia

Retiro Artístico de Meditación de Peace Revolution 2015. Koh Yao Noi, Tailandia

 

¿Qué crees que te hace falta por lograr?

 

Me gustaría mucho hacer una maestría por todas las posibilidades que me daría de ampliar mis conocimientos en un área específica y en un área en la que no tengo tanta experticia que es el área de políticas internacionales que si bien me llama bastante la atención y he tenido algo de experiencia en el tema, aún siento que hay mucho en este campo por aprender y que estos conocimientos podrían ser de gran utilidad para formular diferentes propuestas y políticas que ayuden más al desarrollo del país, principalmente en los temas de educación, jóvenes y emprendimiento.

 

 Laureate Global Fellows 2015. Washington, EEUU

Laureate Global Fellows 2015. Washington, EEUU

 

¿Mito o realidad?

 

  • Las becas son para genios.  Mito. La verdad hay becas para todo y en diferentes áreas. Aquellas a las que he accedido han sido de gran variedad,desde metidacion hasta becas en educación. También becas en diálogo cultural. Entonces es más buscar las becas que se adapten a tu perfil. Igualmente, las cosas que te apasionan que en realidad ser un genio para acceder a estas.

 

  • Hay que tener palanca para adquirir una beca.  Mito. De todas las becas en las que he aplicado, en ninguna he tenido una persona conocida dentro de la organización. Sin embargo he sido seleccionado. Es más qué tan puntual y qué tan efectiva es la aplicación que uno haga. Comunicando quién es uno como persona  y cómo puede aportar para hacer ese programa mejor.

 

  • Hay un límite de edad para gente muy joven o para gente más adulta. Si bien hay becas para personas menores de 18 años, estas si suelen ser bastante limitadas y se suelen ver muy poco sobre todo por el problema que representa si estas personas van a viajar a otro país porque necesitarían el consentimiento de los padres, lo que complica un poco más los procesos.De igual forma, la mayoría de becas, sobre todo becas cortas, van hasta cierto límite de edad que suele ser entre los 30 y 35 años que es donde se considera que termina la juventud. En ese sentido, esto si es una barrera tope en la edad máxima que uno puede tener. Sin embargo, uno encuentra otro tipo de becas como maestrías o doctorados. En éstas, no juega tanto la edad que uno tenga sino más el perfil profesional. Así como la experiencia con la que uno cuente.

 

  • Hay que posponer la aplicación de una beca para adquirir experiencia. En realidad pienso que ambas posiciones son válidas, tanto prepararse más para después aplicar con un mejor perfil o aplicar de una vez asi uno no sienta que tiene la experiencia. En el primer caso, saber a qué tipo de beca quiere aplicar y quiere adquirir una experiencia determinada. Eso le va a ayudar a fortalecer el perfil en las áreas específicas que se requieran para esa oportunidad. Ahora en el otro caso donde uno simplemente se presenta a la beca, me parece que también es una buena opción por la experiencia que le pueda dar a la persona, ya sabe qué tipo de papeles debe presentar, exámenes y documentación requerida, y también en algunos casos es posible que reciba retroalimentación de qué cosas funcionaron o no para esa beca y  eso le permitirá prepararse mucho mejor a la hora de volverse a presentar.

 

  • Hay que hablar perfecto inglés. El conocimiento del inglés perfecto no es indispensable. Lo que uno sí debe tener es un inglés comunicacional que le permita interactuar fácilmente con otras personas. Eso vendría siendo un nivel B2.

 

Por último, ¿qué consejos le darías a los lectores de Becas y Convocatorias para aplicar a estas?

 

El principal es simplemente intentarlo, no se pierde nada con lanzarse al agua y es una oportunidad de aprendizaje. Si quedas seleccionado, ganas todos los beneficios que te pueda dar la beca. Si no, esto te permite ser mucho más consciente y tener mejor conocimiento de cómo presentarte a una beca. Igualmente, cómo destacar tu perfil personal.

 

Como todas las cosas en la vida, es algo que sólo se adquiere con práctica. Asimismo, es bueno asesorarse, intentando contactar a las personas que han podido entrar a estos programas. Preguntarles sobre información más específica para adaptarse a los requerimientos ofreciendo cosas útiles para aumentar las posibilidades.

 

Usa las becas para ayudar a su comunidad

Facebook Comments